INFORMATICA

La cada vez más acusada dependencia de la informática que soportan las empresas y los particulares, convierte a este instrumento en uno de los puntos más sensible para las empresas y el usuario domestico. Esta dependencia tiende a aumentar por dos factores:

Complejidad: El crecimiento de la empresa y el aumento de los activos informáticos hace que sea cada vez más difícil mantener un buen control en este campo.

Tiempo: Cada día entran a formar parte del mundo de la informática nuevas tecnologías que hacen que tengamos que emplear bastante, a veces demasiado tiempo en estar al día en cada uno de los nuevos productos.

Una avería o una duda informática pueden producir una parada de la actividad, con el consiguiente coste de personal que no puede realizar su función y deterioro de la calidad del servicio ofrecido.

Existencia de los llamados "Riesgos Informáticos" (virus, cortes de suministro eléctrico,...), que pueden conllevar enormes pérdidas a una empresa.

Un buen distribuidor de productos informáticos exige de una atención en profundidad la arquitectura informática del cliente, sus necesidades, y las soluciones más adecuadas y fiables que le ofrece el mercado en cada momento.

Toda empresa o particular que utilice informática, en cualquiera de sus niveles, necesita de una empresa que suministre sus equipos informáticos, preparados para desarrollar la tarea para la cual fueron puestos. Este servicio debe ser proporcional al nivel de uso y dependencia informática que tenga la empresa. Ahora bien, no todas las empresas disponen de los recursos y herramientas necesarias para llevar a cabo esta labor.

El estado ideal sería que cada empresa contara con su propio departamento de informática, pero esto aparte de complicado, supone un coste muy elevado para ésta, ya que tendría que realizar un importante desembolso en salarios, materiales, formación...

Tenemos que ser conscientes de que la informática les ahorra mucho dinero, y Progese Sistemas le puede suministrar un variado grupo de servicios.